EL PALACIO DE LIRIA: LA NUEVA PROPUESTA CULTURAL EN MADRID DESDE SEPTIEMBRE

El Palacio de Liria es una histórica residencia privada de estilo neoclásico perteneciente a la Casa de Alba.

El XIX Duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart, no cesa en su objetivo no solo de conservar, sino también de difundir el patrimonio histórico-artístico que ostenta su familia y que se guarda en su hogar construido a finales del siglo XVIII por sus antepasados. Gracias al empeño de la Casa de Alba, valiosísimas obras de arte con más de tres siglos de historia han llegado intactas hasta nuestros días y ahora el Duque de Alba quiere mostrarlas a todo el público que se interese por la cultura y la historia que aguarda entre las paredes del Palacio de Liria.

PALACIO DE LIRIA

Así pues, a partir de septiembre todo ciudadano y visitante de la ciudad de Madrid tendrá la oportunidad de asistir cualquier día de la semana a uno de los palacios con más historia de la ciudad, instalado en la calle Princesa. Su apertura al público se realiza en régimen de “casa habitada”, la entrada tendrá un precio general de 14 euros y mantendrá un día de gratuidad a la semana. Las visitas se realizarán en grupos de hasta 20 personas y tendrán una duración máxima de 65 minutos.
El recorrido por el Palacio de Liria permite descubrir al visitante uno de los mejores conjuntos histórico-artísticos, fruto de los más de 600 años de coleccionismo y patrocinio por parte de la familia de Alba: retratos de Francisco de Goya a la Duquesa de Alba, de Tiziano y Rubens al Gran Duque de Alba y numerosos lienzos de firmas tan reconocidas como Velázquez, Murillo, El Greco y Zurbarán. Una de las joyas de la corona es el retrato de Carlos V y la emperatriz Isabel de Portugal realizado por el pincel de Peter Paul Rubens, una de las obras más destacadas entre un legado repleto de pinturas flamencas, holandesas e italianas de incalculable valor artístico.

Vista panorámica Palacio de Liria

Además de la colección de arte, el itinerario a través de la docena de estancias entre la planta baja y la primera planta del Palacio de Liria nos ofrece la oportunidad de admirar su extraordinaria biblioteca, en la que se conserva la recopilación de cartas autógrafas de Cristóbal Colón, el último testamento de Fernando El Católico y la primera edición de El Quijote, publicada en 1605. Colecciones de porcelanas, relojes y tapices decoran los salones del palacio, elementos que dan testimonio de los lazos que Eugenia de Montijo estableció con el emperador Napoleón III, el último rey de Francia a finales del siglo XIX. En definitiva, toda una obra maestra de incalculable valor y belleza que una vez abierta al público se convierte en una visita más que recomendable.

  • Comparte este post