Torre de Huesos

Lo que revela y esconde la Torre de Huesos del Madrid medieval

Quien iba a pensar que en los subterráneos de la Plaza de Oriente, Calle Bailen N° 17  de Madrid, se escondería un gran hallazgo que dejaría a más de uno con la boca abierta. Un secreto milenario que nos haría saber la historia de nuestras raíces y sobre todo, suscita el Madrid medieval que poco conocemos: La Torre de Huesos.

Hablamos de los restos de una torre de vigilancia del siglo XI, de orígenes árabes, que se encuentra frente al Palacio Real de esta ciudad. Esta es llamada Torre de huesos y debe su nombre, por su cercanía, a un  cementerio musulmán llamado Huesa del Raf en Madrid.

De qué se trata la Torre de Huesos

Con aproximadamente un milenio, esta estructura arqueológica que hoy llama nuestra atención, conocida también como Atalaya Islámica del siglo XI, quedó al descubierto en 1.996. Apareció cuando construían el aparcadero de la Plaza de Oriente. La Atalaya se encontraba a las orillas del Barranco del Arroyo del Arenal.

Según arqueólogos, esta torre formó parte de la periferia de las murallas de Madrid, otros historiadores afirman que fue construida para salvaguardar las plantaciones y causes de agua. Cabe destacar que esta Torre fue estructurada por musulmanes dos siglos antes de la fortaleza de Mayrit (Madrid) como parte de escudo de defensa.

Qué función cumplía

La Puerta de Valnadú era  una de las cuatro entradas a la ciudad y la Torre de Huesos les daba seguridad por su inmenso tamaño. Aunque es poco lo que sabemos de esta misteriosa Torre, que no hace más que darnos interrogantes de su extensa historia, no nos queda la menor duda que fue creada para proteger nuestras tierras.

Lo que se conserva actualmente de esta torre es su base rectangular que está hecha con un mampuesto de caliza y sílex que mide unos 3.45m x 3.65m. 

Este descubrimiento nos deja con unas inmensas ganas de haber conocido más sobre sus batallas, sus guerras, que personajes musulmanes la crearon sin duda alguna es un misterio que seguirá sin ser revelado.

  • Comparte este post