Nieblawhy

Niebla

Conoce nuestros tours


Español Niebla es un pequeño pueblo de la provincia de Huelva fundado por los fenicios sobre el río Tinto, uno de los más peculiares de la geografía española por el color rojizo de sus aguas. Sobre el río cruza un puente romano totalmente conservado, un pasado de Niebla del que también hablan los acueductos, calzadas y termas que edificaron los fenicios y cartagineses para hacer de su colonia una ciudad fuerte y comercial.

Pero si por algo se caracteriza Niebla es por sus 2 km de muralla, que cierran completamente el perímetro de la ciudad debido a la función militar que cumplió durante toda la Edad Media. Se trata de una estructura defensiva del periodo medieval islámico, datada entre los siglos XI y XIII. La tierra con la que se levantó esta fortificación fue extraída del río Tinto, lo que otorga a sus paredes una pigmentación rojiza que en épocas remotas ya le dio el nombre de “al-hamra”, la roja. En el siglo XV, tras ser reconquistada por los cristianos, Niebla pasó a manos de Enrique de Guzmán, duque de Medina Sidonia, quien decidió levantar en la antigua alcazaba su nueva residencia. Hoy en día todavía quedan vestigios de este castillo medieval absolutamente defendido por recintos amurallados interiores y exteriores.

En definitiva, Niebla es la mejor opción para viajar siglos atrás en el tiempo y sentirnos como en una verdadera contienda medieval entre las murallas de esta milenaria ciudad fortificada.